Jan Hendrix

Desde su infancia, y en la campiña del poblado de Maasbree, Jan Hendrix (1949) encontró su fascinación en la naturaleza. Siempre tuvo una personalidad rebelde, la cual lo hizo perseverar en perseguir una carrera artística en el seno de una familia de agricultores. Después de estudiar arte en Holanda viajó por Europa y diferentes academias hasta obtener, en 1975, una beca para permanecer en México y examinar sus paisajes.

Durante ese año hasta el día de hoy su obra se ha impregnado de una esencia donde nuestro país está presente y, en el sentido contrario, él es parte de la esencia del arte nacional.

En este periodo de tiempo ha desarrollado muchos proyectos y obra pública que hoy, forma parte del paisaje estético de diverso espacios en la Ciudad de México y otras localidades del país. Su reciente colaboración cristaliza, literalmente, un aporte latente en la cultura nacional.

Jan Hendrix
Jan Hendrix

Nos inspiramos en esos grandes creadores y pensadores de la historia, esos que más que seguir una tendencia, la crearon y los llamaron locos en la búsqueda de lo extraordinario, locos por hacer las cosas diferente, locos por los detalles, locos por ser y hacer algo único. Aquellos que se arriesgaron, esas mentes maestras, esos genios que han inspirado a generaciones.

Como parte de nuestra locura buscamos a Jan Hendrix para que diera identidad a Loco Tequila a través de elementos representativos, únicos y diferenciados. La obra de Jan Hendrix está determinada por varios acentos, su particular interés en la botánica y el uso del vidrio y cristal como materias primas, son dos de las más importantes. Es ahí donde podrían rastrearse los vínculos con Loco Tequila ya que buscamos destacarnos por ser el primer tequila de terruño que representa el origen de nuestros agaves y rescatamos los procesos tradicionales y artesanales de producir el destilado más emblemático de la cultura mexicana.

Jan Hendrix
Jan Hendrix